Minipropósitos y cosillas

Ayer se me ocurrió que podía hacer una lista de cosas asequibles que aprender y ponerlas aquí.  No tienen por qué ser especialmente útiles, pero en el caso de que no lo sean, sí deben ser sencillas porque no tengo mucho tiempo.  Aprender es un medio (ya lo dije en la entrada sobre LaTeX) no un fin en sí mismo, así que si algo es útil puedo dedicarle más tiempo, pero si es sólo una curiosidad y no avanzo o me consume demasiado tiempo, acabaré dejándolo.  Además, me apetece adquirir cierta metodología porque tengo la mala costumbre de querer resultados en los primeros cinco minutos y, claro, así pasa que uso un programa, pero no sé sacarle partido.

Poco a poco, Txus, que te embalas.

A toda velocidad

Venga, la lista.  No son propósitos de año nuevo ni nada así, sino algo más general a corto, medio y largo plazo.

  • Cultivar la paciencia para leer documentación.  Imprescindible.

Niño impaciente

  • Trastear un poco más con el RFC5545, que son las especificaciones para calendarios en Internet.  Me dio por ahí con el calendario de la UOC.  Cuando lo importas a Google Calendar te monta un sin dios muy majo con las fechas y las horas.  Me puse a mirar qué modificaciones se podían hacer y vi cosas muy chulas y muy asequibles, como por ejemplo establecer la duración de un evento.  Sí, es un poco frikada, pero mola.
  • Trastear con Biblatex y en general con los estilos bibliográficos, para aprender cómo se definen y generan.  Aunque no me vaya a dedicar a generar mis propios estilos (demasiados hay ya…) me parece chulo ver cómo se extrae la información y cómo se aplica el formato.  Tratando de instalar y de hacer funcionar algunos estilos he aprendido bastante sobre cómo funciona Biblatex (archivos bbx, cbx y lbx) y me apetece curiosear un poco más.
  • Aprender los atajos de teclado de las aplicaciones y sistemas operativos que uso con más frecuencia.  Va un poco en línea con la introducción: adquirir cierta metodología y sacar partido a las cosas que más uso, etc.  No me refiero a Ctrl+C o Ctrl+V, sino a atajos para compilación rápida en LaTeX, atajos para seleccionar un rango en una hoja de cálculo, cambiar de hoja de un libro, ver todas las aplicaciones abiertas, etc.  Éste podría ser el minipropósito más práctico y más asequible.
  • Aprender a manejar mejor Ubuntu (¡¡por consola, obviamente!!).  Hubo un tiempo en el que sabía hacer cosas por consola, pero ahora las tengo casi olvidadas y me parece una pena.  No sabría contestaros a la pregunta “¿Por qué usas Ubuntu?” así que no me la hagáis.
  • Dar algo de dinero al Tex Users Group.  Esto ni es un propósito técnico ni es nah, pero me apetece. Hago un uso constante de LaTeX y no me cuesta ni un euro, ¿qué menos que reconocer el trabajo de la única forma posible?  Si tuviera la capacidad para diseñar algo yo misma o pudiera ayudar a los usuarios que tienen preguntas o dudas, lo haría, pero en estos momentos mi única aportación posible es económica.  Pero nunca sé qué cantidad donar. ACTUALIZACIÓN: ya les di dinerito, en concreto 50 €. A lo mejor os parece mucho, pero si os explico cuánto uso LaTeX, cuántas consultas hago en Tex StackExchange y cuánta documentación busco no os parecerá tanto dinero.
  • Aprender a usar un software de control de versiones.  Para eso tendría primero que ver si me resulta útil, pero creo que más tarde o más temprano será así.
  • Mejorar mi capacidad de abstracción.  Alguien me dijo una vez que no es que no la tenga, sino que la aplico a otros campos que no son la programación (que es algo que me encantaría aprender, pero para lo que me confieso un poco inútil).  Y es cierto.  Soy administrativa y tengo que hacer un seguimiento de los proyectos, especialmente de la parte económica.  Eso implica tener en cuenta muchos factores y tener una visión global del proyecto y de la información que se me va a solicitar, cosa que sería imposible sin capacidad de abstracción, pero me apetece mucho poder aplicarla en otros campos, como ¿ya lo había dicho antes? la programación.

Y creo que por este tipo de cosas es por las que mis compañeros y mis amigos me dicen que soy una friki.  No sé de dónde sacan eso…

chico que se encoge de hombros

 

Si tenéis propósitos similares y me los queréis contar, dadle a los comentarios.  Si os apetece sugerirme algo, lo mismo.

Besos, cosas buenas y una canción de un grupazo.

 

¿Qué por qué LaTeX? (Y ya de paso una cosita sobre los chistes fáciles).

Como ya sabéis, por la tabarra que doy, llevo unos meses trasteando con LaTeX, un programa de composición de textos.  Lo uso para las prácticas y estoy contenta, pero igual alguno (o igual no) os preguntáis cómo me dio por ahí.  Si no os lo preguntáis, no hace falta que sigáis leyendo.

Guiño

Había oído hablar de LaTeX pero no sabía muy bien lo que era hasta que un día mi jefe, el fan número 1 del tema, abrió un editor y me lo enseñó.  Entonces dije “Ah, ¡pero esto es lenguaje de marcado!”  No hay mucha más historia que ésa y si no hubiera sido porque le vi una aplicación práctica inmediata en las prácticas del Grado probablemente no me hubiera puesto a aprenderlo con tanto ahínco.  Al fin y al cabo aprender es un medio, no un fin en sí mismo.  Ya sea porque aprendes algo que te interesa o algo que te apetece, se trata de adquirir una habilidad y ver una evolución, no sólo de aprender.  La aplicación práctica me dio una motivación sin la cual tal vez lo hubiera dejado al cabo de unos días por pura falta de tiempo.

Cualquiera en una entrada con un título así os contaría las maravillas de LaTeX para textos cortos, largos, medianos, con imágenes, con tablas y con lo que sea.  No es mi intención, que seguramente los cuatro que me leáis seáis amigos interesados en mí a nivel personal o bien gente que ya sabe lo que es LaTeX y a la que poco le tengo que explicar.

Como experiencia estoy contenta, hay toneladas de documentación tanto en inglés como en español, la curva de aprendizaje es muy buena y para textos cortos como los que estoy redactando para las prácticas la complicación es mínima (mínima != inexistente).

Sobre la segunda parte del título, os cuento:

ODIO LOS PUTOS CHISTES FÁCILES DE CACA-CULO-PEDO-PIS.

LOS ODIO CON TODAS MIS FUERZAS.

Falso oso panda enfurecido
No sabéis la cantidad de veces que alguien ha hecho la bromita sobre si me voy a hacer Dominatrix o las risitas estúpidas de (supuestos) adultos que saben perfectamente lo que es y tienen el sentido del humor de un crío de cinco años chutado de azúcar.  Si ese sentido del humor me gustara, señores, contaría chistes de Jaimito.

¡Ay, qué a gusto me he quedado con esto último!

Y si alguien quiere que le eche una mano, que lo diga.  No soy una experta, pero a alguien que quiera empezar y no sepa por dónde le puedo ser útil.

Besos y cosas buenas para todos.