Síndrome del impostor

Esta entrada empecé a escribirla justo después de la huelga del 8 de marzo de 2019. Se quedó en el tintero, pero sigo sintiéndome igual, así que he decidido recuperarlo y adaptarlo sin la referencia temporal.

Allá vamos.

Soy administrativa. Llevo veinte años haciendo este tipo de trabajo y ahora además estudio Información y Documentación. No es que pretenda ser documentalista, estudio por otros motivos, pero elegí un grado que encaja en parte con lo que me gusta y en parte con el trabajo. Elegí un grado que sirve (es una visión muy optimista) para ordenar el mundo. Curiosamente jamás he tenido ningún problema en considerarme válida para un puesto de trabajo para el que me hayan contratado. Cero síndrome del impostor laboral.

Además soy feminista. No es una profesión, sino una condición personal. He decidido dejar de educar o ilustrar en el feminismo a nadie porque la mayoría de la gente que critica el feminismo solo dice gilipolleces sesgadas basadas en una experiencia personal sesgada y yo me cabreo mucho. Y no sé si en parte por eso, porque creo que podría hacer más y no lo hago, me considero una feminista de palo.  Hola, síndrome del impostor, saluda a esta gente tan maja.

Y bisexual. Estoy un poco armarizada en mi entorno en parte porque a nadie le importa, en parte porque es asunto mío y en parte porque me considero una bisexual de palo. Sí, también tengo un síndrome del impostor con eso. Y no sabría explicar por qué. No es que venga nadie a examinarme de mi condición, no es que crea que sacaría mala nota en un examen de bisexualidad. Es otra cosa. Nunca le he entrado muy abiertamente a una chica y me he rendido o he renunciado a esa parte de mi vida porque no puedo ir acumulando más cansancio vital, más frustración o más esfuerzo potencialmente baldío. Más bien me limito a reconocer que las chicas me gustan y poco más.  Lo dicho, de palo.

No sé ni cómo no me ha dado por tener síndrome del impostor como mujer. El lote completo no hubiera estado mal. Donde caben dos caben tres.

Precioso todo.