Sobre mí…

Amiga de mis amigos, tía de mi sobrina, hermana de mi hermana…

Mis compañeros de trabajo me llaman friki, lo cual tiene su mérito porque ellos son ingenieros y yo no. Cada día soy más estúpida y me resulto a mí misma más inaguantable. Digo que soy borde y realmente lo soy, lo que pasa es que lo reservo para ocasiones especiales.

Solía pensar que las cosas volverían a ir bien, ahora sé que no. Que hay cosas que no vuelven y estados que jamás se recuperan. Si llego a saber que la vida adulta era esto…

Administrativa por vocación. Documentalista en proceso por cosas de la vida, entre ellas el dinero.

Me flipan los estándares y la automatización. Me gusta la tecnología y odio cualquier cosa que suene a tecnófoba, desde las magufadas a los comentarios banales tipo “Ahora todo el mundo está con el móvil y la gente ya no habla”. Me molan los atajos de teclado y el marcado sintáctico en los editores de código: es ver esos colorines y emocionarme. Igual por eso mis compañeros me llaman friki (se queda pensativa…)

COROLARIO: Todos los puntos suspensivos de esta entrada están escritos con el atajo de teclado de Ubuntu (Mayus + Ctrl + u + 2026) y ocupan un único carácter.