La gota que colma el vaso

A ver cómo cuento esto.

El viernes salimos unos cuantos del trabajo porque un compañero, lo vamos a llamar C., se va de estancia tres meses. C. es alguien con quien me llevo (llevaba, en realidad) bien a pesar de su manía de picarme (las palabras son suyas).  Por qué alguien disfruta picando a otra persona sabiendo que la otra persona puede llegar a saltar es algo que se me escapa, pero digamos que sorteaba esa parte con cierta habilidad.

Sorteaba.

El caso es que yo siempre me hago la misma pregunta: “¿Qué necesidad hay?”

El problema de andar haciendo tonterías es que un día una de esas tonterías te revienta en la cara. No tienes por qué liarla demasiado, no tienes por qué decir algo muy ofensivo, simplemente tienes que agotar la paciencia de alguien. Ya sabéis, la gota que colma el vaso.

El tipo ni siquiera sabe que ha colmado el vaso. Sólo sabe que en un momento determinado del viernes yo me di la vuelta y me fui a mi casa. Ni siquiera creo que el hecho de que no me despidiera (no vamos a vernos en los próximos tres meses) le resultara llamativo. Lo que viene siendo un inconsciente.

El caso es que yo siempre me hago la misma pregunta: “¿Qué necesidad hay?” De ser gilipollas, de forzar las cosas, de picar a la gente para ver si salta o cómo o cuándo lo hace.  De hacer todo eso sin plantearse qué pasa con la otra persona. De ser un irresponsable, un inadaptado y un bocazas.

Hasta aquí. La próxima vez que hablemos seremos únicamente compañeros de trabajo y los comentarios personales y las confianzas estarán fuera de lugar. Ya me encargaré de que lo sepas.

Estupefacción. O algo.

Estoy haciendo una asignatura en el grado de Información y Documentación que me trae por la calle de la amargura.  Es una asignatura propia de la UOC que consiste básicamente en un trabajo colaborativo a lo largo de un semestre.  Es un tostón, la verdad.  La típica “maría” que no vas a suspender porque es propia de la universidad, pero en la que hay que cumplir unos mínimos y coordinarse con personitas.

Y leer.  Hay que leer.

Somos tres en el grupo.  Yo no puedo presumir de ser la persona que más controla los enunciados de la maldita asignatura, pero de verdad que hay quien me gana.


– Yo he puesto algunas fotos.  Bueno, algunos ejemplos gráficos, que no encontraba fotos sin derechos.

– Pone en la práctica que las fotos tienen que ser sin derechos?


WTF?????

via GIPHY

Por supuesto esta otra parte del enunciado que dice “Ahora bien, la redacción del contenido del proyecto tendréis que elaborarlo, todos los miembros del grupo, directamente en Google Sites. La falta de actividad en la edición del sitio será penalizada.” tampoco la leyó.

Nada más que decir, señoría.  ¿Ahora me pone usted un vermut?

via GIPHY